CRITERIO DE CAJA DEL IVA
08/10/2013
Fuente: Gesafil


El reglamento con el que funcionará el criterio de caja del IVA
Respecto al reglamento con el que funcionará el criterio de caja del IVA a pesar
de que no hay aún una publicación oficial del mismo sí se saben algunas de las
líneas maestras que regirán el sistema.
Será a partir del 1 de enero de 2014 cuando las empresas podrán acogerse a
esta norma que les permitirá declarar el IVA en el momento en que se cobren
las facturas y no como hasta ahora por la fecha de emisión.
Criterios de aplicación
También hemos comentado que la aplicación de este criterio será voluntario y
que una vez adoptado no se podrá volver al criterio del devengo hasta que
transcurran tres ejercicios. Quien quiera acogerse a este sistema deberá
comunicarlo a la Agencia Tributaria al inicio de la actividad o bien durante el
mes de diciembre anterior al inicio del año natural en el que se desee que surta
efecto.
Sólo podrán acogerse al régimen de caja las empresas cuyo volumen de
negocio sea inferior a 2 millones de euros anuales. Los que hubieran optado
por la aplicación de este régimen quedarán excluidos del mismo cuando su
volumen de operaciones durante el año natural haya superado esa cantidad. Si
se hubiera iniciado la actividad durante el año natural se aplicará un
prorrateo para calcular este importe.
Obligaciones del régimen
El hecho de acogerse a este régimen implicará una serie de obligaciones. Las
empresas acogidas al régimen especial del criterio de caja deberán incluir en
sus libros registro de facturas la siguiente información:
 Las fechas del cobro o pago, parcial o total, de la operación, con indicación
por separado del importe correspondiente, en cada caso.
 Indicación de la cuenta bancaria o del medio de cobro o pago utilizado, que
pueda acreditar el cobro o pago parcial o total de la operación.
El hecho de acogerse a este criterio supone la aplicación del
mismo para aquellas empresas destinatarias de dichas facturas. Eso obligará a
las empresas que apliquen el criterio de caja a indicar en sus facturas esta
situación, incluyendo en el documento la mención “régimen especial del criterio
de caja”.
Hay que destacar que una empresa no acogida al criterio de caja que tenga
proveedores que sí lo apliquen deberá utilizar ambos sistemas
simultáneamente.
Las facturas de las operaciones acogidas al régimen especial del criterio de
caja deberán emitirse en el momento de su realización, excepto cuando el
destinatario sea un empresario o profesional que actúe como tal, en cuyo caso
la expedición deberá realizarse antes del día 16 del mes siguiente a aquel en
que se hayan realizado la operación.
Cobros en efectivo
Las empresas que se acojan al criterio de caja deberán tener un mayor control
sobre los cobros en efectivo. Aparte de cumplir la normativa al respecto, será
motivo de exclusión de este régimen especial el hecho de que los cobros en
efectivo respecto de un mismo destinatario durante el año natural superen los
100.000 euros.
Esta exclusión será efectiva en el año inmediato posterior al que se produzcan
estas circunstancias y las empresas excluidas por este motivo podrán volver a
optar por el mismo en los ejercicios sucesivos en los que no superen dichos
límites.